Las nubes


Las nubes son algo que me apasionan, como la luna, las tormentas, como todos los fenómenos naturales que se producen en la Tierra, además, si entendés algo de nubes podes saber que tipos de cambios climáticos se avecinan.
Todo se dio mientras venía caminado veía un par de cumulus limbus que me recordaron a mi papá, el era piloto de helicópteros, y en más de una ocasión me contó el nombre de las nubes, y ésta fue la más se me grabó, tal vez por lo pompsa que se ve, o lo gigante que parece! que se yo! decidí buscar un poco de información sobre este tema, si te interesa, seguí leyendo, que algo, seguramente, vas a aprender.

Las nubes se forma por el enfriamiento del aire. Esto provoca la condensación del vapor de agua, invisible, en gotitas o partículas de hielo visibles. Las partículas son tan pequeñas que las sostienen en el aire corrientes verticales leves.

Las diferencias entre formaciones nubosas se deben, en parte, a las diferentes temperaturas de condensación.

El movimiento de aire asociado al desarrollo de las nubes también afecta a su formación. Las nubes que se crean en aire en reposo tienden a aparecer en capas o estratos, mientras que las que se forman entre vientos o aire con fuertes corrientes verticales presentan un gran desarrollo vertical.

Hay varias clases de nubes, que podemos clasificar en tres grupos: nubes altas, nubes medias y nubes bajas.

Nubes altas
Cirros: El nombre “cirrus” deriva del latín “hebra de cabello.”
Son nubes blancas, transparentes y sin sombras internas que presentan un aspecto de filamentos largos y delgados. Estos filamentos pueden presentar una distribución regular en forma de líneas paralelas, ya sean rectas o sinuosas. Cuando los cirros invaden el cielo puede estimarse que en las próximas 24 h. habrá un cambio brusco del tiempo; con descenso de la temperatura.

Cirrocúmulos: Se forman a partir de cirros o cirrostratos cuando éstas son calentadas suavemente desde abajo. Este proceso de calentamiento hace que el aire se eleve y se meta dentro de la nube. Esta es la razón por la cual el cirrocúmulo se encuentra asociado casi siempre con cirros y al cirroestratos. Forman una capa casi continua que presenta el aspecto de una superficie con arrugas finas y formas redondeadas como pequeños copos de algodón. Estas nubes son totalmente blancas y no presentan sombras. Cuando el cielo está cubierto de Cirrocúmulos suele decirse que está aborregado. Los Cirrocúmulos frecuentemente aparecen junto a los Cirros y suelen indicar un cambio en el estado del tiempo en las próximas 12 h. Este tipo de nubes suele preceder a las tormentas.

Cirrostratos: Tienen la apariencia de un velo. Sus bordes tienen límites definidos y regulares. Suelen aparecer como blanquecinas y usualmente con velos fibrosos, a veces cubriendo todo el cielo y a veces gran parte. Este tipo de nubes suele producir un halo en el cielo alrededor del Sol o de la Luna. Los Cirrostratos suelen suceder a los Cirros y preludian la llegada de mal tiempo por tormentas o frentes cálidos. Vale la pena aclarar que hay diferentes tipos de Cirrostratos, por ejemplo: Cirrostratus undulatus, Cirrostratus curious, Cirrostratus largos con Cirrus undulatus, Cirrostratus con halo, Cirrostratus stratiformis, entre otros.

Nubes medias
Altocúmulos: Parecen copos de tamaño mediano y estructura irregular, con sombras entre los copos. Presentan ondulaciones o estrías anchas en su parte inferior. Un Altocumulus o altocúmulo es una nube de clase caracterizada por masas globulares o arrollamientos en capas o parches, los elementos individuales son más largos y oscuros que los cirrocumulus y más pequeños que los stratocumulus. Los altocúmulos frecuentemente preceden un frente frío, y con la presencia de mañanas calurosas, húmedas, de verano, señalan el desarrollo de nubes de tormenta más tarde en el día. Una forma de altocúmulos, altocumulus lenticularis, u “ondas de montaña”, suelen reportarse como “OVNIs“.

Altostratos: Capas delgadas de nubes con algunas zonas densas. En la mayoría de los casos es posible visualizar el Sol a través de la capa de nubes. Los altostratus o altoestratos son un tipo de nube de una clase caracterizada por una gran lámina generalmente grisácea uniforme, más claras en color que los nimbostratus y más oscuras que los cirroestratos. Significa “los más altos estratos.”
Los altoestratos son causados por grandes masas de aire, que ascienden y luego condensan, usualmente por un frente sistema frontal entrante.
Las nubes altoestrato se pueden encontrar sobre grandes áreas.
Los altoestratos son potencialmente peligrosos en la aeronavegación, debido a que causan acumulación de hielo sobre las aeronaves.
Nubes bajas
Nimbostratos: Tienen el aspecto de una capa regular de color gris oscuro con diversos grados de opacidad. Con cierta frecuencia es posible observar un aspecto ligeramente estriado que corresponde a diversos grados de opacidad y variaciones del color gris. Nimbostratus o nimboestrato es una nube caracterizada por capas uniformes generalmente gris oscura; Este tipo de nubes no siempre se presenta a la misma altura, de ahí a que no se pueda considerar nube de tipo bajo o medio, pero su base suelen estar en torno a los 2000 metros. Las Nimbostratus bloquean completamente la luz solar. En comparación de las nimbostratus con las stratus, altostratus y cirroestratos; las nimboestratos siempre precipitan y estas suele ser continuas y no muy intensas a diferencia de nubes de tipo convectivo.
Otras nubes de génesis de precipitación son los cumulonimbos.
Estratocúmulos: Un stratocumulus (estratocúmulo) es una nube grande, oscura, de masas redondeadas, en grupos, alineadas, o en ondas, cuyos elementos individuales son más grandes que los de Altocumulus, y se presentan a más bajas altitudes, por debajo de 2,4 km
Se crean débiles corrientes convectivas generando difusas capas de débiles nubes, debido al aire más seco y estable que está por encima, e impidiendo su desarrollo vertical.
Generalmente los estratocúmulos no aportan precipitación o solamente lloviznas, o nieve. Sin embargo, esas nubes suelen anticipar a peor tiempo, indicando tormentas a futuro, o al menos un frente tormentoso.
Son similares en apariencia a los altocumuli y suelen confundirse. Una simple prueba los distingue al comparar el tamaño de las masas individuales o rollos: apuntando el índice en la dirección de la nube, si ella es como el tamaño del pulgar, es un altocúmulo; si es como toda la mano, es un estratocumulo.
Estratos: Tienen la apariencia de un banco de neblina grisáceo sin que se pueda observar una estructura definida o regular. Presentan manchones de diferente grado de opacidad y variaciones de la coloración gris. Durante el otoño e invierno los Estratos pueden permanecer en el cielo durante todo el día dando un aspecto triste al cielo. Durante la primavera y principios del verano aparecen durante la madrugada dispersándose durante el día, lo que indica buen tiempo. Estas nubes no suelen precipitar, transformándose, si están suficientemente bajas en altitud, en neblina, niebla, o en llovizna.
Nubes de desarrollo vertical

Cúmulos: La nube cumulus (Cu) o cúmulo es una nube que comienza un proceso para ser de clase “algodonosa”, con túmulos y/o torres, de base achatada con topes que se parecen a coliflores. Se forma en la troposfera a más baja altitud que el altocumulos, normalmente por debajo de los 2,5 km.
Etimología: “cumulus” del latín por “acumulación”. Presentan un gran tamaño con un aspecto masivo y de sombras muy marcadas cuando se encuentran entre el Sol y el observador, es decir, son nubes grises. Presentan una base horizontal y en la parte superior protuberancias verticales de gran tamaño que se deforman continuamente. Los Cúmulos corresponden al buen tiempo cuando hay poca humedad ambiental y poco movimiento vertical del aire. En el caso de existir una alta humedad y fuertes corrientes ascendentes, los Cúmulos pueden adquirir un gran tamaño llegando a originar tormentas y aguaceros intensos.
Cumulonimbos: De gran tamaño y apariencia masiva con un desarrollo vertical muy marcado que da la impresión de farallones montañosos y cuya cúspide puede tener la forma de un hongo de grandes dimensiones; y que presenta una estructura lisa o ligeramente fibrosa donde se observan diferentes intensidades del color gris o cerúleo. Estas nubes pueden tener en su parte superior cristales de hielo de gran tamaño. Los Cumulonimbos son las nubes típicas de las tormentas intensas pudiendo llegar a producir granizo.

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Luisa Barros dice:

    Suelo ver “nubes” casi a diario, en días muy despejados aparecen y no responden a ninguna descripción de las que has dado. Mas bien parecen estelas dejadas por aviones, siendo esta zona libre de vuelos. Tienes idea de qué pueden ser? No sé cómo enviarte fotos que las tengo a montones. Gracias

    Me gusta

    1. Sole Bassett dice:

      Que tal Luisa?
      Para poder verlas, si tenes alguna red social me podrias pasar el link o mail a solebas@gmail.com
      Ojalá que pueda ayudarte!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s